Comisiones Obreras de Melilla

Comisiones Obreras de Melilla
Melilla 2016

23 de junio de 2010, 11:45

Los sindicalistas, que algunos llaman peyorativamente liberados, ejercen una actividad tan necesaria como poco valorada"

Financiación y recursos humanos de los sindicatos

CCOO, con 1.200.000 afiliados y afiliadas, financia la mayor parte de su actividad con las cuotas establecidas por los órganos de dirección

CCOO es una organización comprometida con la gestión eficaz y transparente de los recursos disponibles: recursos económicos y humanos que son los que permiten desarrollar nuestras tareas de representación y nuestra acción sindical, incluyendo la negociación colectiva. Con esteobjetivo hemos mejorado a lo largo de los últimos años las herramientas confederales fundamentales y sometido nuestras cuentas tanto a los procedimientos de control y auditoría exigibles por las normas, con carácter general,como a procedimientos internos de control administrativo y financiero.

Este compromiso de eficacia y transparencia es, entre otros, una base de la autonomía sindical. La gestión eficiente de los recursos disponibles nos permite adoptar decisiones que anteponen los intereses de trabajadores y trabajadoras a cualquier otro. No es casual, por ello, que cuando se quiere menoscabar la autonomía sindical y nuestra capacidad de acción lo primero que aparece es un ataque frontal contra los recursos sindicales, poniendo en cuestión tanto nuestra financiación como los recursos humanos de los que disponemos.

El ataque a la autonomía sindical se produce unas veces desde quienes quieren acceder al Gobierno y pretenden que las organizaciones sindicales actuemos de ariete contra el mismo. Otras veces, desde quienes gobernando o dirigiendo empresas o instituciones quieren resolver los conflictos impidiendo la capacidad de acción sindical. La autonomía sindical es el objetivo de estos ataques, por eso casi nunca oímos hablar de los recursos de las organizaciones empresariales, aunque tengan en algunos casos orígenes idénticos a los sindicales.

No se fundamentan estos ataques en la ignorancia. Los medios de comunicación que lanzan dudas sobre los recursos sindicales, los dirigentes de partidos políticos que cuestionan la financiación de las organizaciones sindicales y empresariales, saben que nuestras finanzas, el control de las mismas y la transparencia de nuestra gestión no admiten resquicios para la sospecha, ni de mala gestión ni de utilización inadecuada de los recursos disponibles.

El origen y el uso de nuestros ingresos son bien conocidos.

No se trataría, por tanto, de convencer de nada a quien ya sabe o de cuestionar la capacidad de inquirir a quienes tendrían dificultades para explicar sus propias finanzas.

Nosotros no tenemos nada que ocultar. Por ello nuestra obligación es la de garantizar que cada persona afiliada a CCOO, que cada persona que nos representa en cualquier empresa, sector o institución, pueda explicar con claridad todo lo relacionado con los recursos confederales.

"Los ataques de buena parte de los medios de comunicación conservadores a la financiación de
los sindicatos es en realidad un ataque a la autonomía sindical"

Financiación y recursos humanos de los sindicatos


1. ¿Por qué recibimos financiación pública los sindicatos? Por nuestro papel constitucional.

Las organizaciones sindicales y las asociaciones empresariales constituimos uno de los pilares básicos de nuestro Estado social y democrático de Derecho.

Las organizaciones sindicales tenemos reconocida nuestra función social en la Constitución de 1978, igual que la tienen los partidos políticos y otro tipo de entidades de diverso signo. El artículo 7 reconoce nuestra contribución a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que nos son propios. Este reconocimiento no es casual ni un acto arbitrario por parte de quienes redactaron la Carta Magna. Antes al contrario, se trata de un reconocimiento del papel que jugamos como representantes
del interés general dentro del entramado institucional, que contribuye a garantizar el funcionamiento del
modelo de economía social y de mercado que define la Constitución.el derecho a la negociación colectiva laboral entre los representantes de los trabajadores y empresarios. Además el art 129.1 establece nuestro papel como representantes institucionales de determinadas categorías o grupos de personas, el derecho a la participación en la Seguridad Social y en la actividad de los organismos públicos, cuya función afecte directamente a la calidad de vida o al bienestar general. Por otro lado, el artículo 131.2 nos encomienda una tarea de asesoramiento y colaboración en la planificación económica del Gobierno.

Del reconocimiento de las organizaciones sindicales y su papel establecido constituicionalmente se desprenden amplias tareas de representación y de acción sindical, que no sólo se dirigen hacia las personas afiliadas a las mismas sino que tienen una eficacia y alcance general.

Luego cuando algunos cuestionan nuestra función lo que

están cuestionando es el papel que la propia Constitución

nos otorga, y con ello la libertad sindical y nuestra capacidad

de representación.

2. ¿Para qué se financia a los sindicatos con recursos públicos? Para defender los derechos de todas las personas del mundo del trabajo estén ó no afiliadas

El sistema político legitima a todos los sindicatos para ejercer aquellos derechos, que estando asociados individualmente a los trabajadores, son de necesario ejercicio colectivo, siendo consideradas por tanto, las actividades que realizan las organizaciones sindicales, de interés general, motivo por el cual las leyes de los Presupuestos Generales del Estado contemplan dotaciones presupuestarias específicas para subvencionar estas actividades con el fin de crear el marco y las condiciones necesarias para que el ejercicio del derecho a la libertad sindical sea efectivo.

Nuestra financiación tiene que ver, en primer lugar, con

nuestra afiliación. En segundo lugar, porque somos la

fuerza sindical más votada de este país. En tercer lugar,

porque negociamos convenios colectivos y acuerdos que

afectan a casi la totalidad de la población asalariada.

Por último, porque ejercemos una representación institucional

de los trabajadores y trabajadoras de este país, en

defensa de los intereses económicos y sociales que nos

son propios, tal y como está previsto en la Constitución.

En relación a lo anterior, los sindicatos recibimos financiación,

al igual que el resto de formaciones políticas y

sociales, para facilitar que desarrollemos la responsabilidad

que tenemos atribuida. En nuestro caso, sobre todo,

la negociación colectiva. Hay que tener en cuenta que

CCOO participa anualmente en la negociación y firma

de casi 4.000 convenios colectivos, que regulan las condiciones

de trabajo de más de 11 millones de personas,

y que se aplican no sólo a los trabajadores afiliados sino

a todos ellos, independientemente de que estén afiliados

o no.

En el sistema español de relaciones laborales, prevalece

"Aquellos que cuestionan la

función de los sindicatos, están

cuestionando el papel que la

propia Constitución les otorga"

"Los sindicatos recibimos

financiación, al igual que las

formaciones políticas y sociales,

para desarrollar la responsabilidad

que tenemos atribuida"

3

razones|5

el principio de representación sobre el de afiliación, de

manera que los sindicatos prestamos servicio y realizamos

acción sindical dirigida no sólo a nuestros afiliados sino

también a los no afiliados, otorgando un valor político

de reconocimiento del papel de los representantes y su

función social.

Este principio de representación está legislado a través

de procesos electorales regulados y controlados públicamente,

lo que supone un aspecto diferencial con respecto

a lo que sucede con las representaciones empresariales,

y establece el principio de "mayor representatividad" a

nivel global, sectorial y territorial como eje para la participación

institucional y en la negociación colectiva.

3. Subvenciones: por actividad sindical, por

participación y programas subvencionados.

Los únicos ingresos públicos que reciben los sindicatos,

son las cantidades que perciben por realizar la función

social que tienen encomendada.

Subvenciones para la actividad sindical.- Estos ingresos

tienen una finalidad concreta: la realización de

cualquier tipo de actividad sindical dirigida a la defensa

y promoción de los intereses económicos y sociales de

los trabajadores. Son ingresos reflejados tanto en los presupuestos

generales del Estado, como en los de las Comunidades

Autónomas y se distribuyen por un criterio

absolutamente transparente, en función de la representatividad

obtenida en las elecciones sindicales, como

igualmente se hace en el caso de la financiación de los

partidos, que reciben unos más y otros menos, en virtud

de los diputados y votos que obtienen en las elecciones

generales, autonómicas,…

En efecto, la Ley Orgánica de Libertad Sindical señala

que el sistema de representación de los trabajadores y

trabajadoras se establece en las elecciones sindicales que

se celebran cada cuatro años en el seno de las empresas

de más de 5 trabajadores. En estas elecciones se pueden

presentar todos los sindicatos que reúnan candidatos suficientes

así como candidaturas independientes. Del cómputo

total de delegados y delegadas obtenidos se establecen

los porcentajes de representatividad que cada

organización ha alcanzado y en virtud de la misma se

distribuye la financiación que le corresponde a cada cual.

Los datos de representatividad provienen, por tanto, de

las elecciones sindicales; las cuales, si bien cuestionadas

por algunos sectores, tienen unos índices de participación

superiores a otro tipo de elecciones políticas, y abarcan

un universo amplio de sectores y empresas de todos los

tamaños.

Subvenciones finalistas.- Se trata de recursos, acordados

en los respectivos presupuestos del Estado y Comunidades

Autónomas, destinadas a los procesos de integración

de inmigrantes, igualdad de oportunidades y

de trato, integración de jóvenes, mujeres, programas de

erradicación de la drogodependencia y de la violencia de

genero, salud laboral..., que deben tener poco interés

mediático, porque de estas subvenciones poco se habla,

aunque para nosotros desempeñan un papel importante

para la cohesión social y el desarrollo de un sociedad

más equilibrada y solidaria.

Se cita reiteradamente en los medios de comunicació como "fuentes de financiación de los sindicatos", las
subvenciones de la formación para el empleo. En este caso conviene hacer algunas apreciaciones.

La primera, que nos referimos a un derecho laboral recogido en el artículo 40.2 de la Constitución así como en todos los Estatutos reguladores de las relaciones laborales, sea el de los Trabajadores, el de los Empleados Públicos, el del Personal Estatutario del Sistema Nacional de Salud o el de los Autónomos. Un derecho laboral que forma parte, por tanto, de la negociación colectiva y de la acción sindical.

La segunda es que, para hacer efectivo este derecho a la

formación, los recursos que tanto los sindicatos como la

patronal recibimos para la misma provienen de las cotizaciones

sociales que empresarios y trabajadores aportamos

escrupulosamente de nuestras nóminas para tal

fin. Estos ingresos recibidos tienen como origen, por

tanto, las rentas del trabajo. El tipo de cotización que se

aplica a la formación profesional es del 0,7% de la base

de contingencias profesionales y las cuotas se recaudan

conjuntamente con las del FOGASA y las de Seguridad

"Cada cuatro años, los sindicatos

pasan por las urnas, y son los

trabajadores con su voto, quienes

deciden su representatividad"

4

razones|5

Social. Por tanto, no es renunciable nuestra participación

en un sistema que se financia con rentas del trabajo y

afecta directamente al desarrollo y formación de los trabajadores.

Otra apreciación importante, es que los recursos para

formación no son una financiación al sindicato sino que

son programas subvencionados "finalistas"; es decir, se

conceden para una finalidad concreta y no puede ser utilizada

para otra distinta, hasta el punto que si las actividades

programadas no llegan a realizarse o no se pueden

justificar convenientemente, las cantidades correspondientes

deben ser devueltas.

Una de las campañas para deslegitimar las actividades

sindicales, haciendo populismo barato, es el plan de recorte

del Partido Popular, donde plantea la reducción de

los cursos de formación que reciben al año más de 3 millones

de trabajadores como alternativa a la congelación

de las pensiones y a que los funcionarios vean reducido

su salario. No es posible hacer un recorte de estas características

porque una parte importante de la financiación

de los programas de formación profesional para el empleo

(el 80%) procede, como ya se ha dicho, de las aportaciones

de las empresas y de los trabajadores, y para tal fin

deben ser destinadas.

En conclusión, los agentes sociales, en este caso, lo único

que hacemos es gestionar unos recursos que son de los

trabajadores y trabajadoras y que van directamente a

una finalidad tan fundamental para las personas, las empresas,

y por extensión para el país, como es la cualificación

de nuestra fuerza de trabajo.

4. ¿Existen controles a esta financiación?

Fiscalización. Auditorías internas y externas.

Es necesario explicar, ante esta campaña tan agresiva

como carente de fundamento, que los sindicatos estamos

sometidos, como las demás organizaciones e instituciones,

a controles de diverso tipo, de los cuales destacan los

que nos realizan las auditorías externas, así como el Tribunal

de Cuentas.

En todo caso, CCOO también nos dotamos de auditorías

internas contratadas a empresas con acreditada profesionalidad,

precisamente porque somos los primeros interesados

en hacer las cosas bien, con transparencia y

eficacia en la gestión de los recursos propios y externos.

Y si no fuera suficiente con esto, en nuestros Estatutos,

nos dotamos de un órgano de Control en cada organización

territorial ó sectorial, elegido directamente en los

Congresos respectivos, y con funcionamiento autónomo,

es decir sin dependencia de los órganos de dirección del

Sindicato, cuya función es la de vigilar el correcto funcionamiento

administrativo y financiero de todos los órganos

de la CS de CCOO, teniendo competencias para auditar

internamente a cualquiera de las organizaciones confederadas.

5. ¿Con qué Recursos humanos cuentan los

sindicatos?. Los "permanentes sindicales".

Nuestro capital más importe

La campaña de descrédito orquestada se dirige con frecuencia

a los permanentes sindicales, lo que algunos denominan

peyorativamente "liberados". Atacan por dos

lados: el coste de los mismos y su supuesta ineptitud.

Lo primero que cabe decir es que los recursos humanos

de los que nos dotamos los sindicatos tienen la finalidad

precisamente de poder llevar a cabo, con la máxima eficacia

exigible, la función de representación que tenemos

atribuida.

Estar presentes en los innumerables convenios colectivos

de empresa y sectoriales que se negocian, en las instituciones

que hemos citado, disponer de asesores y abogados

laboralistas y administrativistas, sociólogos y economistas;

en definitiva, personas que atiendan la pluralidad

de demandas que realizan personal o colectivamente los

trabajadores, requiere de esos recursos humanos cualificados.

"Las cuentas de los sindicatos se someten a controles internos y externos, entre ellos el del Tribunal de Cuentas"

"Los sindicalistas, que algunos llaman peyorativamente liberados, ejercen una actividad tan necesaria como poco valorada"



Hay que tener en cuenta, además, la gran dispersión geográfica que caracteriza nuestro país y la atomización del tejido empresarial que distingue nuestra economía.

Más del 90% de nuestras empresas son medianas, pequeñas y muy pequeñas. Estar presentes en todos los rincones y todas las empresas, pretendiendo estar cerca de la gente, es sumamente complejo. En todo caso, hay que decir que los recursos humanos de los que disponemos provienen de dos fuentes:

Una, las contrataciones que realiza el propio sindicato, contando con trabajadores y trabajadoras cuyos salarios y condiciones de trabajo se establecen en los correspondientes convenios colectivos.

Otra, los recursos que provienen, regulados por la Ley Orgánica

de Libertad Sindical (LOLS), de la acumulación de

horas sindicales disponibles para el ejercicio de su representación

por los delegados y delegadas elegidos, tanto

en la empresa pública como privada y que se acuerda con

las respectivas contrapartes. Esta concentración horaria

tiene su origen en las horas sindicales a las que tienen derecho

todos aquellos delegados y delegadas que han resultado

electos en sus respectivas elecciones sindicales.

Cada uno de ellos tiene derecho a entre 15 y 40 horas al

mes dependiendo del tamaño del centro de trabajo.

La LOLS permite concentrar estas horas individuales, con

acuerdos con las Empresas y Administraciones Públicas en

otra persona que adquiere la condición de "Permanente ó

liberado sindical" para facilitar la tarea de representación.

Esto es algo que también beneficia a las empresas ya que

les resulta más cómodo, para la organización del trabajo,

que una persona concentre las horas para dedicarse a la

actividad sindical a tiempo completo que el hecho de que

cada uno de los delegados y delegadas use las horas a las

que tiene derecho por Ley.

Por lo que respecta a los permanentes sindicales cabe

decir que ejercen una función tan necesaria como poco

reconocida y menos valorada. Su labor se nota allí donde

no llegan. Es una labor tan digna como la de cualquiera

que se dedica a una función pública con un alto grado

de compromiso social. La mayoría de ellos dedican más

tiempo a esta función y tienen menos perspectivas de

promoción económica y profesional que si hubieran permanecido

en sus respectivos puestos de trabajo. Es nuestro

capital más importante.

6. Recursos económicos gestionados por CCOO.

Las cuentas del sindicato auditadas, e informadas por

las respectivas comisiones de control, se presentan a

nuestros órganos de dirección, anualmente, para su aprobación.

Nuestros balances reflejan unos ingresos de 455 millones

de euros para gestionar, de los cuales 168 millones corresponden

a ingresos propios con los que financiamos nuestra

actividad sindical, otros 62 millones se corresponden con

operaciones internas entre nuestras organizaciones, que

tienen efecto neutro en los resultados al tener su correspondiente

correlación en gastos; y el resto a programas

subvencionados, con ejecución de gestión directa, de

acuerdo con la finalidad para lo que están concedidos.

La gestión económica de la Confederación Sindical de

Comisiones Obreras viene derivada de los siguientes recursos:

COTIZACIONES DE LOS AFILIADOS.

La afiliación es la base del sindicato y por tanto los ingresos

por cuotas son los recursos principales de nuestra

organización, los más significativos y con los que hacemos

frente a los gastos ordinarios de nuestra actividad sindical.

La CS de CCOO, con 1.200.000 afiliados/as financia su

actividad sindical propia con alrededor de 118 millones

de euros. En la actualidad tenemos 3 tipos de cuotas:

cuota general, cuota especial y cuota reducida, con distintos

importes según las situaciones laborales en que se

encuentren nuestros afiliados

SUBVENCIONES POR REPRESENTATIVIDAD Y

PARTICIPACIÓN INSTITUCIONAL

La concesión de estas ayudas, tanto estatales como autonómicas,

está dirigida a todas las organizaciones que

hayan tenido representación en las elecciones sindicales,

"CCOO, con 1.200.000 afiliados y

afiliadas, financia la mayor parte

de su actividad con las cuotas

establecidas por los órganos de

dirección"


distribuyéndose la dotación presupuestaria en proporción

a la representatividad de cada una de ellas. No es necesario

recordar que CCOO es el primer sindicato con más

de 130.000 delegados y delegadas que representa el

39% del total, que nos votan casi 3 millones de trabajadores

y trabajadoras, y que entre CCOO y UGT sumamos

el 76% de la representatividad total.

Los importes de estas subvenciones se deciden anualmente

en cada ámbito y las cuantías aparecen en los

Presupuestos respectivos, publicándose en los Boletines

Oficiales correspondientes. Como ya se ha mencionado

anteriormente, estos ingresos tienen su origen en el modelo

español de negociación colectiva, que cubre a todos

los trabajadores de un sector o empresa con independencia

de su afiliación o no a una organización sindical.

Esta financiación viene a garantizar que el coste de la

universalidad de la negociación colectiva no recaiga exclusivamente

en los afiliados.

A pesar de lo afirmado por algunos medios de comunicación,

estos importes se mantienen sin ningún incremento

en los Presupuestos de los últimos años.

A la CS de CCOO, en el ámbito estatal le correspondió

en 2009, para el conjunto de sus organizaciones, el

40,80% de los importes acordados al ser el sindicato

que obtuvo mayoría en las elecciones sindicales.

El conjunto de las dotaciones presupuestarias estatales y

autonómicas, ascendieron a un importe global de 15 millones

de euros, que representan menos del 9% del total

de nuestros recursos propios.

Los importes correspondientes a ingresos por participación

institucional, son aquellos que se conceden a las organizaciones

sindicales y a las asociaciones empresariales,

como compensación por la participación y asistencia a

organismos o Consejos. Son órganos consultivos adscritos

al Ministerio de Trabajo e Inmigración, mediante los que

se hace efectiva, de manera permanente, la participación

social de las organizaciones sindicales y empresariales

en el sistema. En el año 2009, se han concedido casi 4

millones de euros por este concepto, de los cuales el

45,08% le han correspondido a la CEOE, y el 23,42% a

la CS de CCOO, menos de 1 millón de euros.

GESTIÓN DE PROGRAMAS SUBVENCIONADOS

FINALISTAS

Las subvenciones de Formación para el Empleo son concedidas

por el Servicio Público de Empleo. Se trata de recursos

dedicados a mejorar la formación de los trabajadores,

con un sentido finalista que no permite justificar

otro tipo de gastos salvo los destinados para tal fin. Incluso

los intereses financieros producidos por estos fondos

deben ser aplicados al objeto de la subvención o ser devueltos

a la Administración Pública.

En el año 2010, el subsistema de formación para el empleo

dispone de 2.572 millones de euros destinados a

formar tanto a personas ocupadas como desempleadas.

De esta cantidad, más del 80% procede de las cotizaciones

sociales. Del total del presupuesto de formación para

el empleo, el 40% se destina a las Comunidades Autónomas

para la formación preferente de personas desempleadas

y el 60% se destina a la formación preferente

de personas ocupadas, incluyendo en este apartado la

formación organizada por las empresas (formación de

demanda), la organizada por las Administraciones Públicas,

y la organizada por las organizaciones sindicales y

empresariales (formación de oferta). La formación de

oferta se desarrolla a través de planes intersectoriales y

de planes sectoriales, en los que pueden participar las

organizaciones sindicales y empresariales más representativas

y las representativas.

Para ser beneficiarios de estas subvenciones, se aplican

mecanismos correctores a la hora de la concesión, en

función de la experiencia y la calidad en la formación y

la gestión de convocatorias anteriores, aportando en las

"Sorprende que la derecha política

e informativa censure con

frecuencia las subvenciones a los

sindicatos e ignore las que recibe

las organizaciones empresariales"

"Los fondos para la formación de

los trabajadores son subvenciones

finalistas y no pueden confundirse

con la financiación del sindicato"

7

razones|5

solicitudes una memoria justificativa de la capacidad técnica

de las entidades que vayan a adquirir la condición

de beneficiarias para la gestión del plan. Los mecanismos

de control sobre estos fondos son estrictos y dependen

tanto de organismos españoles (Fundación Tripartita, Ministerio

de Trabajo, Tribunal de Cuentas de España) como

de organismos internacionales (Fondo Social Europeo,

Tribunal de Cuentas Europeo).

CCOO gestiona aproximadamente el 8% de los fondos

disponibles (algo más de 200 millones de euros en toda

España) para la formación para el empleo, lo que ha permitido

extender la formación entre colectivos, empresas

y localidades que, de otra manera, se hubieran visto excluidos

de la misma. Se trata, por tanto, de una vía de

corrección de desigualdades y discriminaciones.

Ahora bien, gestionar subvenciones finalistas no puede

confundirse con la financiación del sindicato. Recibimos

la responsabilidad de formar a los trabajadores y con

ello los recursos necesarios, recursos destinados en su

integridad a la finalidad prevista.

Otros programas finalistas, con un importe en todo el estado

español de casi 25 millones de euros, se corresponden

con programas subvencionados para proyectos destinados

a la integración de inmigrantes, igualdad de

oportunidades y de trato, jóvenes, mujeres, erradicación

de la drogodependencia y de la violencia de genero, salud

laboral.

La CS de CCOO en su conjunto ha gestionado por programas

subvencionados la cantidad de 225 millones de

euros, en todos los casos debidamente justificados, auditados

y fiscalizados.

PRESTACIÓN DE SERVICIOS

El Asesoramiento Jurídico es un servicio fundamental del sindicato y por tanto una de nuestras actividades cotidianas, ya que nuestros afiliados y afiliadas buscan sobre todo protección:Sindical, a través de la negociación colectiva, para sus relaciones en la empresa y en referencia al conjunto de
derechos sociales en cuya configuración participamos los agentes sociales.

Jurídica individual o colectiva ante el conjunto de contingencias

a que da lugar la inserción y/o permanencia en

el mercado de trabajo.

Estos servicios son utilizados por más de 150.000 usuarios

al año, para consultas y expedientes. Se realiza de forma

gratuita a los afiliados y afiliadas con una determinada

antigüedad, y con honorarios cuando se trata de "no afiliados"

y de los afiliados con menor antigüedad. Esta

prestación de servicios le reporta al sindicato unos ingresos

del orden de 20 millones de euros

.

INGRESOS EXTRAORDINARIOS E INGRESOS

FINANCIEROS

Los ingresos extraordinarios y financieros que obtiene el

sindicato son los derivados de la participación en el capital

de las empresas, tanto propias como participadas; así

como de los recursos obtenidos por los fondos depositados

en las entidades financieras, para obtener una mayor

rentabilidad de nuestro patrimonio, y suponen casi 15

millones de euros. u

"El asesoramiento jurídico es un

servicio fundamental del sindicato

y una de nuestras actividades

básicas para proteger a la

afiliación"

Confederación Sindical de Comisiones Obreras

Financiación y recursos humanos de los sindicatos

23 de junio de 2010, 11:45

Documentos relacionados

Razones 5