Comisiones Obreras de Melilla

Comisiones Obreras de Melilla
Melilla 2016

15 de marzo de 2011, 9:56

gobierne quien gobierne, alguien de Melilla esté en la Dirección del INGESA

Sara Pupato. La peor lacra de la Sanidad Melillense

Indudablemente hay que echarla, y cuanto antes mejor. Pedimos a los representantes melillenses del partido gobernante que muevan todos los hilos posibles para echar cuanto antes a esta advenediza.

Ante la falta de trabajo por la crisis económica muchos trabajadores marroquíes están abandonado sus residencias peninsulares y volviendo a Marruecos. Un número indeterminado de ellos, de momento no inferior a 6000 personas y que está en continuo aumento, se están empadronando en Melilla para mantener algunas de las ventajas que disfrutaban en la península, entre ellas está la sanidad. Nos encontramos con que al menos 6000 personas más, número que crece todos los días, son nuevos usuarios de nuestra sanidad sin que la Directora del INGESA no sólo no  incremente los recursos destinados a Melilla sino que todavía quiera disminuirlos, como ha pretendido hacer hace pocos meses con las plazas de auxiliares de enfermería y sigue pretendiendo hacer ahora no cubriendo las plazas que se quedan vacantes con motivo de la OPE de consolidación, condenando al paro a muchos trabajadores.  Ya ha disminuido significativamente los recursos reduciendo al mínimo las sustituciones, único medio de vida de muchas familias melillenses,  de forma que todo el sistema sanitario se ha masificado hasta límites nunca vistos. Los Centros de Salud están a reventar y con los  servicios hospitalarios sucede lo mismo. Y todo se lo debemos a las ganas de lucirse ante sus superiores, ahorrando más que nadie, que tiene la Directora del INGESA. Para que  Dña. Sara Pupato pueda brillar tienen que incrementar el  paro muchos trabajadores melillenses, los servicios sanitarios tienen que estar masificados y los buenos profesionales tienen que huir de Melilla para ir a otros lugares donde les ofertan mejores condiciones laborales, pero eso a Dña. Sara Pupato no le preocupa puesto que su salud, y la de su familia, no  está cubierta por el INGESA.

Indudablemente hay que echarla, y cuanto antes mejor. Pedimos a los representantes melillenses del partido gobernante que muevan todos los hilos posibles para echar cuanto antes a esta advenediza. Y también les pedimos, a ellos, y a los futuros representantes políticos de la ciudad, que se creen las condiciones  para que personas de Melilla estén en la Dirección del INGESA. Tenemos suficiente personal capacitado para ello. Entendemos que es imprescindible para impedir el continuo deterioro que padece nuestra sanidad, debido fundamentalmente a la masificación, que las personas que dirijan el INGESA estén verdaderamente implicadas con su trabajo y con nuestra ciudad. Eso sólo se consigue si ellos, y sus familias, dependen de nuestra sanidad. Los miembros de la actual dirección  del INGESA no tienen nada que ver con nosotros, e incluso es posible que la primera vez que supieron donde estaba Melilla fue cuando los nombraron para el cargo. Forman parte de un grupito muy bien relacionado en Madrid, que no destacan precisamente por su calidad profesional, y que se reparten los puestos directivos que van surgiendo en todos los lugares. Y a nosotros nos ha tocado precisamente la peor. Una persona que no ha aportado nada a la sanidad melillense salvo deterioro, masificación y paro. Una persona que no ha dudado en recortar el presupuesto sanitario para Melilla a pesar del incremento notable en el número de usuarios. Una persona que no está cubriendo las vacantes que se producen por jubilaciones con interinidades sino con otro tipo de contratos, esperando sin duda el momento propicio para eliminar esas plazas, a pesar de que en este momento es verdaderamente imposible trabajar con menos personal. Una persona que traiciona lo pactado en cuanto a la Carrera Profesional para recortar dinero a los trabajadores, pensando sin duda que cuando ganen los juicios ya pagará otro, con el único objeto de ser aplaudida por sus superiores por lo mucho que ha conseguido ahorrar a costa del sacrificio y del paro de muchas familias melillenses.

Como dije anteriormente hay que echarla cuanto antes, pero eso no es suficiente si no se toman medidas para que no nos vuelva a caer alguien similar. Deben buscarse los mecanismos para que siempre, gobierne quien gobierne, esté en la Dirección del INGESA alguien de Melilla. Alguien al que verdaderamente le importen nuestra sanidad y los melillenses.

Fdo: Carlos Antón

Secretario General de la

 Federación de Sanidad de

CCOO de Melilla

Sara Pupato. La peor lacra de la Sanidad Melillense

15 de marzo de 2011, 9:56